lunes, mayo 14, 2007


UN "FINDE" INOLVIDABLE
Este fin de semana he vivido una experiencia de aquellas que cuando sea un "abuelo Cebolleta" me gustará contar a los nietos.
Hace más de un año, navegando por la red, entré en un blog cuyo nombre me llamó la atención.
Parafraseando un famoso dicho, se llamaba "Pies para Quiosquero" y narraba las tribulaciones, penas y alegrias de un informático en paro barcelones, metido a quiosquero por mor de alcanzar una deseada y plácida jubilación que descubrió que dicho menester era de todo menos plácido pero que en medio de la vorágine de devoluciones, faltas de entregas, cartonás, botes de especias, jugarretas de las distribuidoras y peleas con y entre las asociaciones del gremio, descubrió que el quiosco era el mostrador donde la vida desfilaba en estado puro y una fuente inagotable de personajes y anecdotas que de tan reales se antojaban inventadas.
Poco a poco y de manera imperceptible quede irremediablemente enganchado a las andanzas de esta familia quiosqueril que me hacian reir y emocionarme con unas historias y un estilo tremendamente adictivo.
Más de un año despues por fín, con motivo de la presentación, en forma de libro, de la primera temporada del blog, pude conocer personalmente tanto Quiosquero, Dalr y Quiosquera, como a aquellas personas que como yo, padecen de quiosqueritis aguda y pasé un fin de semana en Barcelona junto a una gente magnifica a la que desde hoy quiero considerar como amiga por su generosidad, hospitalidad y simpatia.
Gracias a todos y espero seguir disfrutando con vosotros desde la red.

4 Comments:

Blogger uncnoun said...

Encantado de haberte conocido!!!

Supongo que llegaste bien al hotel :)

8:04 p. m.  
Blogger alvarhillo said...

Lo mismo te digo uncnoun.
Si, llegué bien. Un poco cargadito pero bien.

10:43 p. m.  
Blogger quiosquera said...

Alvarhillo: Gracias por los elogios y, sobretodo, gracias por considerarnos tus amigos. Fue un gran placer tenerte entre nosotros. Creo que somos una familia "casi" normal que intenta sacarle jugo a la vida (ya que ella, a veces, nos estruja también a nosotros). Nos encantó poder conocer personalmente a algunos de los asiduos porque ahora podemos poner una cara a la persona que nos escribe y nos anima en los momentos bajos. De verdad que esta otra familia que hemos ido construyendo día a día en la red es una maravilla. Ojalá que durante mucho tiempo sigamos así. Que la distancia o los quehaceres diarios no rompan esta amistad nacida en un mundo distinto: la blogosfera!
¡Ah! felicidades por la foto. Has conseguido sacarme desde el ángulo que más me favorece. Gracias. Jajaja ;-D

8:29 p. m.  
Blogger alvarhillo said...

Gracias quiosquera, espero que lo que la blogosfera ha unido no lo separe el hombre.
Un abrazo a todos:)

10:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home