miércoles, abril 11, 2007


LA MUERTE DE UN MAESTRO
Antaño en este país se decía "pasas más hambre que un maestro de escuela" cuando alguien no llegaba ni a mediados de mes, en referencia a la magrisima paga de los entonces maestros nacionales que había de ser complementada en especias por la mayor o menor generosidad de los progenitores de los educandos a su cargo.
Hoy en día nuestros maestros cobran un sueldo digno y ya no deben recurrir al ingenio, como aquel enseñante que a mediados de mes advirtió que solo tenía un huevo en la despensa y decidió pintar sobre el un bonito dibujo. Lo enseño a los alumnos y les dijo: como ejercicio de manualidades para mañana traigan un huevo a clase y lo pintaremos. Así pudo al menos comer un par de huevos al día hasta que le llegó el siguiente sueldo.
Pero en otros paises las cosas siguen como en el siglo XIX y de Argentina, país en el que conviven la mayor de las opulencias con la más sangrante de las pobrezas, nos llega ahora la noticia de la muerte de un profesor de química golpeado en la cabeza por un bote de humo durante una protesta por las pobres condiciones de los docentes.
Las cifra son de escandalo. En Argentina, el umbral de la pobreza oficial es de unos 230 euros al mes, mientras el salario de un profesor de la enseñanza pública apenas alcanza los 210.
En que cabeza puede caber que alguien estudie una carrera universitaria para acabar siendo "oficialmente" pobre. Como puede el gobierno de un pais permitir que aquellos que deben formar el futuro de una nación puedan morir de hambre o con la cabeza abierta cuando piden un sueldo digno.
Todavía resulta más sangrante saber que el pollicia que mató a Fuentealba había sido condenado el pasado noviembre a dos años de prisión por vejación a un detenido y esa sentencia no había sido aplicada.
Uno de los manifestantes subrayó, "es lamentable que estemos contando victimas en lugar de hablar de subidas salariales".

1 Comments:

Blogger begana said...

no se donde estoy ni con quien estoy , solo se que es un lugar bello con sedosas palabras que enredan mis sueños, busco al Sr.Merino, Joaquin, que conoci hace lustros y que quedo anclado en mi memoria como la nave de las Valkirias, era un hombre imponente, apabullante con alma y voz de niño y un gracioso deje en su ingles británico, si tú o algun ser de los que no veo reflejados en mi pantalla me puede dar un mapa para llegar a Joaquin , le quedare eternamente agradecida en mi maraña de sentimientos, has sido un placer. Begana@gmail.com

10:08 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home