miércoles, enero 02, 2008


LA MALA EDUCACIÓN
Mis padres son católicos practicantes aunque su fe está más cercana a la teoría de la liberación que a los postulados de la conferencia episcopal. Una de las cosas que me enseñaron cuando yo era pequeño era que ante todo debía de respetar a los demás. que no me debía de creer poseedor de la verdad absoluta. que ante todo debía ser buena persona y respetar a mis semejantes fueran cuales fueran sus inquietudes morales, siempre claro dentro de una máxima inamovible que era" no quieras para los demás lo que no desees para ti".
Este pasado domingo, la conferencia episcopal española ha traicionado la fe de mis padres mostrando a las claras unos modos y una educación que se dan de tortas con las enseñanzas de Cristo y poniendo en tela de juicio las ideas y sentimientos de más de once millones de españoles(muchos de ellos seguramente cristianos) y erigiéndose en portavoces de una supuesta"mayoría"ultra católica que nada tiene que ver con el grueso de la población de este país que a buen seguro, no comulga con sus rancios planteamientos más propios del nacional catolicismo de franco y los años en que fueron los amos de las vidas y las mentes del pueblo.
Señores obispos, dejennos tranquilos a quienes no comulgamos con sus ideas. Caigan de una vez del burro. Este país ya no está bajo su égida. Dediquensé a sus feligreses y dejen de utilizar su aún amplio poder para dirigir la vida de los que no les necesitan. Tengan el valor de renunciar a las subvenciones del gobierno (si, ese al que tanto critican y que paga sus manifestaciones y les libra de pagar impuestos como a todo hijo de vecino y les da prebendas y regalías) y sean la iglesia pobre y libre que predicó ese al que ustedes llaman Cristo y que si volviera les arrojaría a latigazos del templo. Porque si no pasará como me cuenta mi padre que le decía un amigo suyo sacerdote cuando iba a oficiar la misa. "Mira, no vienen más que viejos".

La educación bien entendida empieza por uno mismo. Apliquense el cuento.

2 Comments:

Anonymous omalaled said...

Es curioso que Jesucristo predicaba en el desierto y daba de comer a los pobres y estos ... bueno, digamos que no siguen mucho el camino de su fundador :-)

Buen Año

Salud!

12:54 a. m.  
Blogger alvarhillo said...

Ciertamente se han apartado mucho del camino de Cristo, yo diría que demasiado.
Buen año también para tí

9:25 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home