martes, abril 29, 2008


COMO AFRONTAR LA MUERTE
La muerte es tan real como la vida. Quizá más real aún. Tratamos de eludirla, de ignorarla, de pensarnos eternos e indestructibles y un día de repente, nos golpea en la cara con la fuerza de un tren, como diciendonos-¡eh, espabila, que estoy aquí y soy implacable!.
Hace unos días, en un post anterior hablé sobre la vejez y todo lo que ella conlleva de pérdida, a raiz del descubrimiento de que mi padre esta envejeciendo a marchas forzadas y está perdiendo la cabeza. Ayer, la muerte me dió una patada en toda la boca del estómago.
Por la tarde fuí a recoger a mi hijo al colegio y en el panel de notas había el anuncio de una charla para los padres sobre como explicarle la muerte a nuestros hijos. Pensé que no iba a acudir, pues es algo que siempre me ha dado un cierto reparo. apenas tres horas despues, mi vecino, un anciano de ochenta y ocho años se me moría entre los brazos, mientras yo intentaba que mi hijo se quedara en casa viendo dibujos animados.
Hacía mucho tiempo que no me enfrentaba cara a cara con la muerte y llevo unas semanas que me acecha por todos lados. Se que es ley de vida pero aún así se me está haciendo muy cuesta arriba esta primavera que parece marcada por el signo de Tanatos.
espero que el verano traiga mejores augurios.
PD. Mi vecino luchó en el ejercito republicano. Participó en la toma de Teruel y le encantaba verme comprar un periodico de izquierdas que todos los días por la tarde le regalaba.

1 Comments:

Blogger Juna said...

La verdad es que es algo complicado cuando algo tan inevitable te golpea de frente... yo lo llevo intentando asumir desde el reciente fallecimiento de mi madre y, la verdad, el que el ser humano sea consciente de su propia mortalidad es una maldición.

Pero bueno, también en la naturaleza humana está el mirar hacia delante y vivir de tal manera que, al final, cuando encares a la parca, le puedas soltar un: "que me quiten lo bailao".

2:48 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home