jueves, septiembre 24, 2009


EL MICHAEL JACKSON QUE PUDO SER
El otro día, buceando por la red, me topé con una imagen tremendamente curiosa que me hizo pensar que la realidad siempre supera a la ficción. Es como esas películas que en los años setenta pretendía mostrarnos como sería el futuro en el año 2000, que vistas desde ahora, que ya ha pasado con creces dicha mítica fecha, nos resultan como poco, cómicas y desatinadas.
La foto en cuestión era una imagen retocada de una revista de los años ochenta, de como sería supuestamente Michael Jackson en el año 2000. En ella se puede ver a un atractivo y maduro hombre negro, con algunas canas en su rizado cabello y un fino bigote (a lo Lionel Ritchie) ataviado, eso sí, con una ropa muy ochentera (incluida la chaqueta celeste con el cuello levantado). Pero la realidad siempre es tozuda y esta quiso que el señor Jackson ( quizá debido a la infancia que no tuvo y a sus orígenes en un barrio de negros pobres) deseara en esta vida más que nada dos cosas: ser blanco y ser un niño el resto de su vida.
Así, en ese empeño, invirtió todo su tiempo y gran parte de su inmensa fortuna, para llegar a convertirse en el engendro de la segunda foto, la real, la que le devolvía el espejo todas las mañanas y que nunca sabremos si era la que el realmente buscaba.
Decididamente, yo hubiera preferido al señor Jackson de la primera foto, recordado por su talento musical y su hermosa voz que por el "frikismo" que guió los últimos años de su vida.

1 Comments:

Blogger antonilópez said...

Lo que yo denomino un monstruo, (en todos los sentidos. eh?)

12:39 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home