domingo, febrero 25, 2007



¿PORQUÉ MATAN A LOS PAYASOS?

En una noticia de agencias publicada por"El País" se daba cuenta del asesinato de dos payasos del modesto circo "Sol de Cali" en la ciudad de Cucutá en plena actuación y ante una veintena de niños que pensaron se trataba de parte del espectáculo.
Transcribo aquí la noticia;

Dos hombres que trabajaban como payasos fueron asesinados en pleno escenario el último martes por la noche, en la ciudad de Cúcuta, al este de Colombia. Un hombre no identificado salió del público y les disparó causándoles la muerte inmediata.

Según algunos testigos, la audiencia de unas 20 personas -en su mayor parte niños- pensaron que los disparos eran parte del espectáculo.

Después de unos momentos de confusión, la trágica realidad de la función fue evidente.
El motivo de este ataque todavía no es claro, dice la policía.

Según el diario El Tiempo de Colombia, el comandante de la policía en Cúcuta, José Humberto Henao, afirmó que el circo "llevaba en el departamento alrededor de dos años, y realizaba sus funciones en los sectores de menores recursos de la ciudad".

Uno de los payasos recibió una mortal bala a la cabeza durante su actuación. El segundo murió cerca de la taquilla del circo y fue identificado como Franklin Leal, de 18 años de edad, quien trabajaba para sostener a su familia.

Pero este caso de diversión convertida en pesadilla no es el primero en esta ciudad.
En el 2006, un payaso conocido como Pepe también murió a causa del disparo de un atacante.

Ser payaso no debe de ser facil. Siempre se ha hablado del payaso que debe hacer reír aunque este triste y su corazón esté roto(aún recuerdo el suicidio de uno de los famosísimos hemanos Tonneti) pero ahora a todo ello se le une la posibilidad de que alguien al que no le gusten tus chistes te descerraje dos tiros. No sé, algo raro debe de estar pasando en este loco mundo para que el oficio de payaso pase a engrosar la lista de oficios peligrosos.

2 Comments:

Blogger quiosquera said...

Realmente escalofriante. Yo no creo que fuese por el hecho de actuar como payasos, sino porque la maldad del ser humano cada día está más descontrolada. El cine violento, la permisividad en momentos decisivos, la ira incontrolada, la necesidad de experimentar hasta el límite, en fin ... qué se yo.
En Barcelona, por ejemplo, la semana pasada un desconocido arrojó de un empujón a un hombre a la vía del tren metropolitano en el momento en que éste entraba en la estación. Así, sin más, frente a un montón de personas que estaban esperando el metro.
Se habla de un desequilibrado, por supuesto, pero... dónde están los límites para discernir entre desequilibrados y asesinos?

9:17 a. m.  
Blogger alvarhillo said...

Ese es el tema Quiosquera. Tu lo has resumido genialmente. Todo aquello que nos rodea parece haber claudicado. La gente ha declinado de la educación de sus hijos en la televisión, la escuela y el estado o en su defecto las autonomías y así nos va y nos irá.Pero yo no me rindo y voy a procurar que a mi peque no le falte nunca la guia y el apoyo de su padre. Cariñoso pero firme.
Un abrazo.

11:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home