miércoles, junio 27, 2007



LAS HOGUERAS SON CENIZA

Ya han ardido las hogueras. Hace ya tres días que los fuegos que anuncian la llegada del verano volaron en humo y pavesas.

Todo está de nuevo en calma. La vorágine de estos pasados días en la que aún sin quererlo me he visto envuelto, ha dado paso a una feliz paz que presagia la llegada de las ansiadas vacaciones. El verano que se abre ante mí con la prespectiva de la holganza, la lectura pausada, las noches tibias y perfumadas, los largos paseos, la cerveza fría y el destierro del despertador a su maldita tierra sin sueño, me ha pillado predispuesto a sacarle todo su jugo.

Hoy, al leer el post que Aberrón en su magnifico "Fogonazos" ha colgado sobre como percibimos el tiempo dependiendo de nuestra edad y que debido al llamado "Efecto Reminiscencia" la gran mayoría de nuestro recuerdos se acumulan en nuestra mente en el tiempo de alrededor de los veinte años, he recordado varios veranos de mis veinte que pasé en la Costa Brava tomando unos cursillos de cerámica con gente venida de todas partes y no sé si fue por los veintipocos, por el "efecto "de marras o porque andaba libre a cientos de quilómetros de casa, pero el caso fue que jamas he vuelto a vivir veranos como aquellos. Las hogueras en la playa, los "cremats", las habaneras, las tertulias alrededor de unas cervezas hasta horas impensables de la madrugada, "un" amanecer en Cap de Creus. Todo se confabulaba para convertir aquellos días en el listón con el que mediría todos los veraneos que viniesen después.

Tengo la sensación de que este verano puede ser uno de aquellos que el "Efecto" añada a mis recuerdos.

1 Comments:

Blogger Norma said...

Que buenos ratos nos da Aberron :)



Todo este año va a pasar a la historia de mi vida hormiguil como el más importante de los últimos... 43??????


un abrazo, amigo

11:04 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home